jueves, 22 de noviembre de 2007

Imágenes del cambio; fig.2: el sueño eléctrico de Blade Runner


Para 1982, ya estaba casi todo inventado en el cine. Según los expertos, ya se había pasado la barrera del postmodernismo con la aparición de "Star Wars" cinco años atrás.
Entonces, ¿por qué la raza de Nexus-6 nos sigue pareciendo tan terriblemente amenazante a día de hoy?.
¿Por qué nos hace revolvernos en el asiento la visión de Los Angeles 2019 tal y como la plantea "Blade Runner"?.
¿Por qué nos sigue costando diferenciar entre humanos y replicantes?
¿Por qué nos sigue sorprendiendo Kowalski?
¿Por qué Rachel y Pris encarnan tan perfectamente los mitos de Eros y Tánatos?
¿Por qué se hablaba de ingeniería genética con tanta clarividencia?
¿Por qué sonreímos nerviosos cuando descubrimos a los amigos de J.F.?
¿Por qué nos fascina su lluviosa decadencia?
¿Por qué cada frase de la película es casi un manifiesto existencial?
¿Por qué nos quedamos sin respiración ante la última afirmación interrogante del inquietante Gaff?
¿Por qué seguimos dudando de la naturaleza de Deckard?
¿Por qué la banda sonora de Vangelis es perfecta?
¿Por qué su simbolismo es tan potente?
Y así hasta el infinito...

"Blade Runner" es una obra total, sublime en forma y fondo, capturando en menos de dos horas los aspectos más misteriosos de la esencia humana como ya hiciera quince años atrás la epopeya de Kubrick. Es muy difícil permanecer indiferente al poder de sus imágenes, imposible no pasar momentos de trance a lo largo de esta genialidad del irregular Ridley Scott.
Sería eterno enumerar las virtudes de la película, precisamente porque trasciende el hecho de ser una película y pasa a ser un tratado de las preocupaciones presentes y futuras del ser humano, pasado por el tamiz de la tragedia griega.
Como si todos los astros se hubiesen alineado favorablemente, la obra de arte quedó terminada, incomprendida en su momento (el fracaso en taquilla fue mayúsculo y su fama fue creciendo como una de las películas más alquiladas en los locos años 80 videocluberos) y puesta a disposición de la posteridad.
Tal vez estaría bien echarle otro ojo a algún cuadro de Delacroix

1 comentario:

El blog de Leon@rdo. dijo...

Me gusto tu blog sigue así te linkee,Saludos y suerte.